jueves, 11 de febrero de 2010

SCARAMOUCHE

 



Pocos días antes del inicio de las fiestas de carnaval, llamé por teléfono a mi sobrino. Precisamente, había decido cambiar de teléfono móvil y quería pedirle consejo ya que él era muy entendido en lo tocante a nuevos aparatos electrónicos. Bien sabía yo que a menudo abusaba de su paciencia, pero al dejarme viudo mi Enriqueta sin haber tenido descendencia, sólo quedaba como familiar cercano mi sobrino.
       ¡No te entiendo, sobrino! ¿Qué es ese alboroto de música que tienes en tu casa?  a través de la línea llegaba un ruido penetrante y ensordecedor.
       ¡Ah, es un remix de Loco Dice! Ya lo quito.
       Qué alivio. Encima que no oigo muy bien... ¿De qué me hablabas? Algo de un loco que decía no sé qué.
       No, hombre. Loco Dice es un DJ, un "disc jockey" de música "Techno". Ese era el "ruido" que te molestaba.
       Jesús, qué cosas.
       Escucha, tío. Que este fin de semana me voy fuera. Al carnaval de Águilas. ¿Recuerdas? Pero si no tienes prisa, la semana que viene te acompaño a elegir un móvil.
       Es verdad. Me comentaste que te ibas. No te preocupes, no tengo prisa.
       Haces bien en cambiar de móvil. Ahora ya no hay que darle a una manivela para que funcione.
       No sé a quién habrás salido de la familia, tan gracioso, sobrino. ¿Vas a llevarte algún disfraz?
       Pues claro. Son las fiestas de carnaval. Me voy a disfrazar de Scaramouche.
       ¿Scaramouche? Recuerdo una emocionante película de espadachines.  Janet Leigh estaba bellísima. Y Eleanor Parker.
       Yo también he visto la película. Y estoy de acuerdo, esas dos actrices eran muy guapas, aparecían en la pantalla como diosas. La película se basaba en una novela de Sabatini. En el relato, Scaramouche era el discípulo de un maestro de esgrima. La acción se desarrollaba durante la época de la revolución francesa. Scaramouche debía cumplir una deuda de honor y batirse en duelo; pero mientras tanto su vida transcurría en un terreno no menos peligroso que el de las espadas: el amor de dos mujeres.
       No puedo imaginarme cómo estarás vestido de espadachín del siglo XVIII. Vaya un poema.
       No es para tanto. Será un disfraz en versión "minimal". Vamos, que con una máscara, una capa y un pincho, me apaño.
       ¿Y tú crees que así vas a ligar?
       Ya te digo.
       Eso, ya me dirás.
SCARAMOUCHE CUSTOM TRAILER YOUTUBE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada