jueves, 22 de julio de 2010

NO DEJES HUECOS AL SILENCIO


No dejes huecos al silencio, a la derrota, a la distancia. No dejes ni un instante que la nostalgia de amar sepa que también puede colocar su dolor entre nosotros. No te duermas como una perezosa flor retozando con los tenues destellos del atardecer.

    Estoy pasando, todavía sin llamarte, delante de ti. Espérame, seré capaz de amarte. Seré capaz de conocer que te he amado desde el primer momento. Por favor, no desgastes la calidez de tus sueños en esas lágrimas que fluyen en tu silencio. He soñado demasiadas veces tu rostro y mi rostro  en un  mismo trasluz. No me digas adiós ahora, no me digas que tienes que huir de tu dolor.

    Quiero que el próximo mañana no te devuelva más a tu pasado. Hoy el día es turbio como secretos de otros seres enganchados a la piel, como fantasmas asidos a nuestras sombras.

    No calles para esconder tu ira, no somos dueños de nuestras estrellas. Deja tu herida en mi garganta, un poco más de soledad ¿qué más da?.

    Me gustaría saber si puedo darte algo  de lo que buscas. Si puedo pertenecerte desde este mundo que hoy no puedo romper. Me gustaría saber si puedo amarte, a pesar de ti y de mí. A pesar de los hechos que callamos, de los distintos mares que ahora atravesamos.
  
    Me gustaría saber como puedo vivir esta vida sin ti. Por qué las calles en la noche no nos cruzaron antes de que nuestras vidas se enrolaran junto a otras existencias.
Me gustaría saber si los helechos sienten, si la oscuridad siente, si mi profundidad siente y te reclama.
  
    Hay algo en ti que indefinidamente temo, no sé si la amenaza de amarte demasiado.
  
    Lo que tu sientes no lo sé bien, es fuerte e inmenso  como cielos submarinos, y ha sobrepasado todos los rituales que quise interponer entre nosotros.
  
    No podré pasar más a través de tu mirada, no podré pasar más de largo de tus pasos.

    Sabes que estoy aquí, mi amor; que siempre, disimuladamente te he esperado.

22 comentarios:

  1. Que ganas de mirarte a los ojos para descubrir si es cierto o solo son palabras...
    Leo, leo y vuelvo a leerlo y es imposible no perderme entre tus letras.
    INTI, no dejes "dudas" entre el silencio; y si no te ofendes hazme caso, dile lo que sientes antes de que sea tarde.No hay muchas oportunidades para ser felíz y a veces entre espera y silencio, no hay vuelta de página.
    Me alegra en el alma hoy poder estar aquí sintiéndote en cada palabra.
    Mil besos agradecidos.

    ResponderEliminar
  2. A veces hay que dejar pasar el tiempo... a veces es mejor un silencio en medio... a veces es necesario para afianzar nuestros y sus sentimientos.
    Preciosas palabras meniño. Preciosa alma, me emocionas.
    Un biquiño... ya sabes :)

    ResponderEliminar
  3. Sapito, sublime! Cuando abres asi tu corazón, confensando lo que albergas. Emocionas hasta las piedras y las letras fluyen, bailan y se cuelan por las orejas, en un remolino suavecito directo al centro. Que bueno, que hables y digas lo que sientes. Como dices en esta carta, no hay que dejar huecos al silencio.
    Me dio gracia lo de perezoza flor retozando en... que sweet, parecen frases de mi estilo.
    Y cada cosa tiene su tiempo, nuestro propio reloj. El tiempo es sabio, por eso no fue antes. Pasas delante de ella sin llamarla, pero muchas veces no hace falta llamar, hay un algo que avisa que esta ahí, que le perteneces en alma. Aunque habites otro mundo, como los espejos (fue una entrada tuya, recuerdas? Es que tengo memoria de elefante)
    Y cuando se ama de verdad, sin egoismos, ni mezquindad, se espera, se comprende y se entiende; aun cuando habiten distintos planetas y no usen idéntico idioma.
    Nadie dice que sea fácil, pero si hay amor, se puede.
    Besito invisible en tu alma desnuda, y abrazo fuerteeee a ese enoooorme corazón con patitas sin máscaras, a puro latido.

    ResponderEliminar
  4. Intimista,cuando hablas desde el alma ,transmites una fuerza increíble,aunque esta sea un doloroso lamento.Espero que ella se dé cuenta y pueda amarte,seguro que sí.
    Besos de hechicera.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que me quedaría corta, me ha gustado muchísimo este post.

    Estas partes especialmente: Me gustaría saber si los helechos sienten, si la oscuridad siente, si mi profundidad siente y te reclama.

    Lo que tu sientes no lo sé bien, es fuerte e inmenso como cielos submarinos, y ha sobrepasado todos los rituales que quise interponer entre nosotros.

    Sobre todo los "los cielos submarinos". Esos son los contrastes que me enloquecen.

    No puedo decir más, pues, te repito, me quedaría corta, a veces no sé expresar lo que algo me hace sentir. Me has llegado, ojalá y encuentres ese amor, te lo deseo de corazón.

    Un beso, tu amiga siempre,

    Andri

    ResponderEliminar
  6. La foto es bellísima, súper, ideal. Sensualísima, como me gusta ser a mí. jijijijiji. Ay, qué cosas digo!!!

    ResponderEliminar
  7. Respi, entonces es mejor que no me mires a los ojos: no hay ningún brillo acompañando a esas palabras. Y no puedo ofenderme nunca cuando me das tus consejos, sé que salen de tu corazón con todo cariño. Pero, aunque quisiera, no puedo hacerte caso. Ya no tiempo, ni que perder ni que ganar. Ya no hay nada.
    Bueno, queda el viejo oficio de poeta.
    Besos mil.

    ResponderEliminar
  8. Carmela, estas palabras son de otros momentos, son papeles arrugados, puedes pasarles tu plancha mágica, ja, ja. No sé por qué han salido ahora a la luz, se me fue la olla, o, quizás, me pareció ver una lucecilla en el horizonte. De todas maneras, lo que me encanta es que al fin y al cabo te guste la manera en que me expreso, o expresaba, no importa. No voy a pensar. Me dejo acariciar por tus biquiños. Y te mando los míos.

    ResponderEliminar
  9. Melody, princesita, no quiero que se sucedan demasiados versos negros o demasiados recuerdos oscuros en mis textos, así que de vez en cuando, ves, me transformo en sapi mágico y regreso al tiempo donde no hay tiempo, al lugar donde todas las buenas cosas de la memoria viven resplandecientes de energía y amor. Son trucos de soñador, regresos a sentimientos que parece imposible haber sentido. Pero, como guardo esos pedacitos de cielo, quiero que salgan también en estos papeles arrugados.
    Besos suaves desde el bosque encantado.

    ResponderEliminar
  10. Mor, no importa ahora el tiempo de mis palabras, lo que importa (y tienes toda la razón al decirlo), es que se nota mucho cuando lo que escribes ha salido impulsado no por la imaginación sino por el amor.
    Besos y aprovecha tu descanso.

    ResponderEliminar
  11. Andri, es que tú eres muy sensual, en el sentido más completo y bello de la palabra. Ser sensual es querer abarcar la vida por todos los sentidos, por todos los poros, buscar el amor, sentir apasionadamente. Creo que eres así, por eso te gusta tanto cuando escribo este tipo de cosas en las que puse mucho corazón, mucha vida, mucho amor.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  12. R, préstame tus versos “visuales”:

    “Amor
    los lugares que fuimos
    en tierra de nadie"

    ResponderEliminar
  13. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  14. Me gustaría saber como puedo vivir esta vida sin ti. Por qué las calles en la noche no nos cruzaron antes de que nuestras vidas se enrolaran junto a otras existencias.
    Me gustaría saber si los helechos sienten, si la oscuridad siente, si mi profundidad siente y te reclama.

    Los seres sencibles nunca dejaran de sentir ...

    Un Beso , tienes mi mano estuve en la Oscuridad la Luz es el unico camino , ella alumbrara tus pasos

    ResponderEliminar
  15. Intimista, he pasado de nuevo a leer este poema tan lindo que has escrito. Muy lindo. Pienso que si esa mujer no te ve, debe estar ciega. Algo le pasa. Por qué no te animas a preguntarle? Puede que no sepa leer entre lineas esa mujer imaginaria o no. Lo que yo estoy segura es que si sabe de ti y son llegan a amarse más allá de los mares que ahora surcan cada uno, será un amor muy lindo. Si le hablas así al oido, con todo ese amor y esa vida aquí manifestada.

    Me quedo corta. Muchas gracias por compartir, de ti se aprende muchísimo de amor. Un sentimiento tan lindo, tan profundo como cielos submarinos.

    Y los helechos, ojalá y les gusten a ella, pues a mi es que me encanta esa prehistórica planta: "Me gustaría saber si los helechos sienten" Qué belleza!!!

    Tu amiga siempre,

    Andri

    ResponderEliminar
  16. Me casé con la palabra lindo, pero eso me lo perdonas, verdad?

    Espero!!!

    ResponderEliminar
  17. Patricia, sé que has estado en la oscuridad, y sé que por eso entiendes de una forma especial lo que escribo. Y aunque esas oscuridades tienen garras, hay que librarse de ellas y sentir, sentir la luz, el mar, los sabores de un dulce, el aroma de la noche, sentir. Vivir.
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  18. Andri, me encantan los helechos, me llevo muy bien con ellos, e incluso les digo muchas cosas, ja, ja (es una planta muy antigua, muy sabia y muy sensible).
    Y no te preocupes por mí, que no estoy sufriendo porque una mujer me haya dado calabazas. Escribo porque es una forma también de sentir. Pero no espero eco para mis palabras, no hay nadie a quien vayan dirigidas de forma particular. No ahora. De momento.
    Dejemos, al menos, que la imaginación siga corriendo.
    Más besitos.

    ResponderEliminar
  19. Es una preciosidá que desborda sentimiento... ya he leído que pertenece al pasado, algo te impulsaría a traerlo, o no, en cualquier caso yo me alegro de haer podido sumergirme en esta belleza.

    Besos balanceados.

    ResponderEliminar
  20. Paloma, sí es verdad, son palabras que me gustaría volver a decir en susurros, ahora, en el tiempo presente. Nunca se sabe por qué vuelven las sensaciones de esos recuerdos.
    Quizás una palabra de seda leída en alguna parte.
    Quizás una mirada donde adivino el cielo.
    Quizás un sueño.
    Besos marinos.

    ResponderEliminar
  21. Tempus fugit ....

    El tiempo se escapa , El tiempo vuela


    El tiempo que tengo para venir y dejarte mi criño, gracias por estar
    presente

    ResponderEliminar
  22. Sapis papi, vine a ver si agresgaste entrada y a decirte que ahora ya estoy mejor, pero quede con la nariz paspada. Me saque el tutú, andaba destemplada.
    Como verás te hize caso, y ahora me abrigue bien.
    Que tengas lindo día, con amapolas azules.

    ResponderEliminar