domingo, 9 de diciembre de 2018

NOCHES EN EL REFUGIO



Viejo como el llanto que me llama
Viejo como lo que nunca ha existido
Lo que está ahí fuera es la vida
Que se cerraría si yo diera un paso
Por eso soy parte
De una hoguera que no quema
Del silencio que engrasa cada recuerdo
Viejo como el dolor
Que inunda el aire oscuro
Como una araña gigantesca
Viejo como el amor
Que siempre regresa
Despertando labios
Encendiendo manos
Mientras la noche se deshace
Como una sombra delgada.